“CUANDO SE PÌERDE EL RESPETO…SE PIERDE EL AMOR!!”


Articulo de Psicología Contemporanea

Psic. Joseph Chakkal Abagi (FPV 705)


Las ocasionales confrontaciones de parejas salpìcadas de malos entendidos, fuertes criticas o palabras de descalificación no hacen tanto daño a la estabilidad y armonia de la convivencia como las continuas señales de irrespeto. Todo matrimonio discute y ello es necesario para la salud de esa interrelacion, pero de alli a ignorar los sentimientos de dolor, rabia y tristeza de la pareja, hay una distancia evidente. Esto ultimo constituye un irrespeto y agresividad que debilita la fe y confianza en el bienestar matrimonial…pudiendo llegar a la perdida de afecto.


¿Cómo podemos convencer a alguien de que lo amamos, mientras le irrespetamos en casi todas las discordias maritales? ¿Deseas que tu pareja crea en tu declaracion de amor?...muestrale respeto, sobre todo durante las disputas, cuando estas mas alterado emocionalmente!! Ciertamente es posible, en un mundo en que aprendemos a manejar y controlar millones de cosas. ¿Quien no controla su impulso agresivo frente a su pareja, puede causar admiración por mucho tiempo? ¿Y aunque exista mucho amor al principio de un noviazgo, tales heridas posteriores causadas por irrespeto, no deterioran ese minimo nivel de aprecio, necesario para continuar la interrelacion con optimismo?


El respeto no se exige nadie, se brinda a si mismo primero, para luego ofrecerlo espontanea y habitualmente a nuestros congeneres…y de esa manera, al sembrar respeto, recogemos similar cosecha. Cuando nuestra pareja no nos esta respetando….es porque (de alguna manera involuntaria e inconciente) tampoco nosotros mismos nos estamos respetando frente a esta. Equivale a afirmar que estamos saboteando el buen trato que merecemos recibir, pero culpando a los demas.


Desde luego, no todos los irrespetos externos son responsabilidad propia, pues tambien el projimo presenta errados argumentos de vida grabados en su mente, que contribuyen en su actuación programada. Pero en la mayoria de los casos permitimos que nos irrespeten por temor y baja autoestima. Efectivamente amiga, si ud ha sido dolorosamente cuestionada, descalificada en sus primeros años de infancia, y/o adolescencia u otros periodos, ese “guion fatalista” almacenado en su mente … “le ata imaginariamente al pasado” frenandole la proteccion a su integridad personal, espontaneidad, autenticidad… con tal de evitar similares experiencias emotivas. Recurra en tal caso a Libros de autoayuda, seminarios de crecimiento personal, charlas y conferencias de autoestima y superacion personal….e inclusive a orientación profesional. No malgaste su vida protagonizando el rol de victima de los demas, pues la realidad es que esta siendo victima de si misma, del propio miedo y de esos argumentos de vida del pasado.


El irrespeto propio invita a que los demas nos irrespeten análogamente. ¿Puedo exigir a los demas que no ensucien mi casa, si yo mismo la mantengo desaseada y sucia? ¿Seria una conducta coherente y que inspira respeto?...¿Puede el jefe de departamento inspirar autoridad ante su personal subalterno, para respètar la hora de entrada a la empresa, cuando el mismo llega tarde? ¿No es cierto acaso que la autoridad, el respeto se gana, predicando con el ejemplo?

Por eso, cuando la esposa, es maltratada emocional y psicológicamente (hasta fisicamente) por su pareja, u otra persona, es porque ella misma tambien se irrespeta frente a tal persona. De todas maneras, tal irrespeto, reflejado en forma de indiferencia, desestimación a las necesidades, ignorar los sentimientos propios y ajenos…van minando progresivamente el optimismo indispensable de toda convivencia familiar.


Es necesario que cese ese juego nocivo de ignorar los sentimientos de dolor de la pareja, si queremos salvar esa convivencia o matrimonio. No se `puede convencer a nadie de que “se ama” mientras se practica la indiferencia ante la tristeza o malestar del otro. ¿Quién puede creer que adoro a juana, cuando muestro indolencia ante sus necesidades y emociones?...¿o acaso, el amor e interes por la pareja, solo se demuestra en momentos de alegria, y no de pesar? Me convierto en testigo pasivo del dolor de mi pareja, que llora y sufre una semana, para luego acercarme como si nada hubiera pasado, con un simple “disculpa”. ¿Tal actitud… genera confianza…fortalece la union, aumenta la admiración, propicia el acercamiento afectivo…o desilusiona? Juzgue cada quien, según su sentido comun.